en | es | ca
Cargando Eventos

« Todos los eventos

Picasso. Retratos

17 Marzo - 25 Junio

Picasso. RetratosLa National Portrait Gallery de Londres y el Museu Picasso de Barcelona están organizando una importante exposición en la que se explora el lugar que ocupa la caricatura en los retratos de Picasso. La exposición contará con pinturas, esculturas, dibujos y grabados de todos los períodos de la larga carrera del artista. La comisaria es Elizabeth Cowling, catedrática emérita de Historia del Arte en la Universidad de Edimburgo y especialista y comisaria independiente.En los primeros años de su adolescencia y a instancias de su padre, Picasso realizó muchos retratos sirviéndose de su familia como modelos. A finales de la década de 1890 había perfeccionado esta técnica y en 1900 presentó una exposición de retratos de artistas y escritores vanguardistas de su círculo barcelonés que tuvo un éxito rotundo. Muchos de estos dibujos eran caricaturas ingeniosas y divertidas y a menudo incluso el autor se retrataba a sí mismo de esa misma manera atrevida. Picasso consideró la caricatura y el retrato como unos de sus géneros favoritos a lo largo de toda su carrera, y esta exposición destaca precisamente la trascendencia de estos géneros en el conjunto de su obra.
Picasso raramente aceptaba encargos y a menudo pintaba a los personajes de su entorno, lo cual le permitía tener mayor libertad que los retratistas profesionales. Para interpretar y concretar las particularidades de sus modelos, relativas a su aspecto, conducta o personalidad, Picasso recurría a menudo a la exageración, a la distorsión o bien adoptaba un estilo que transmitiera las connotaciones expresivas adecuadas. Saber definir el grado de sátira, ironía o humor apropiado o el estado de ánimo del modelo retratado no es algo fácil. Este extremo es especialmente cierto en el caso de los retratos que el artista realizó de sus amantes; en efecto, en muchas ocasiones Picasso no respetó las convenciones al uso que tradicionalmente definían los retratos de los modelos femeninos. A fin de tratar los complejos fundamentos sobre la relación existente entre la verosimilitud, la idealización, la distorsión expresiva y la caricatura, la exposición agrupa las obras por temas ―a menudo representaciones de un mismo modelo―, con relevantes variaciones de estilo, modo y tono.
La actitud de Picasso ante sus propios retratos y los de sus conocidos tiene mucho que ver con su forma de “copiar” a los grandes maestros. A finales de la década de 1890 empezó a imitar la obra de algunos de sus artistas admirados para seguir pintando durante toda su vida versiones libres de la antigua escuela. Para el artista, a finales de la Segunda Guerra Mundial esta práctica se convirtió en fascinación. Muchas de las obras seleccionadas por Picasso a este efecto eran retratos, aunque en su vejez también realizó caricaturas de artistas con los que sentía cierta afinidad, como Rembrandt y Degas. Para examinar este fenómeno, la exposición plantea explorar los motivos que indujeron a Picasso a descartar una actitud relativamente neutral u objetiva para con sus retratos en favor de una visión altamente idiosincrásica susceptible de interpretarse como una violación de “la verosimilitud del aspecto” y del “decoro”.

Comisariado: Elizabeth Cowling

+info

+info

Detalles

Inicio:
17 Marzo
Fin:
26 Junio
Evento Categorías:
, , , ,

Organizador

Museu Picasso
Pagina Web:
http://www.museupicasso.bcn.cat/

Lugar

Museu Picasso Barcelona
Montcada 15-23, 08003 Barcelona España
+ Google Map